facebook   twitter   youtube   instagram   instagram
MI CUENTA      0
ENVIOS POR MRW / RETIROS EN TIENDAS VAGOS

Ruben Villavicencio - Aprendiendo de los golpes

Bogotá - Colombia


     Mi nombre es Rubén Villavicencio y soy un profesional de las Artes Marciales Mixtas o MMA, comencé mi carrera hace 12 años  haciendo boxeo tailandés, un año después en 2006 inicié en el Jui jitsu brasilero, al año y medio de práctica ya en el 2008 participé en mi primer torneo amateur de Muay Thai en la cual quede campeón, al cabo de unos meses en el 2009  tuve mi primer torneo de Jui jitsu donde logre un segundo lugar,  posteriormente ya en el 2010 realicé mi  primera pelea de Artes Marciales Mixtas (MMA). Inicié en el Dojo Rommel Lanz en la ciudad de Turmero Venezuela, del cual sigo formando parte, entrenando permanentemente con mi maestro Rommel Lanz y otros con los que él me ha puesto en contacto.

   Gracias a estos deportes he podido viajar por varias ciudades de Venezuela, Maracaibo, Margarita, Caracas, Valencia, Puerto Ordáz, Barquisimeto participando en diversas actividades y competiciones, esto me catapultó internacionalmente e hice mi primer viaje internacional a México en el año 2013, específicamente al DF y Monterrey  donde estuve entrenando en la academia del profesor de mi maestro y obtuve el brazalete Pradjet negro de Muay Thai, también he tenido la oportunidad de visitar Panamá, Brasil y actualmente me encuentro radicado en Colombia.

    Todo viaje que realizo siempre y cuando sea para dar clases de Muay Thai o para pelear me agrada, no me importa el país, siempre es una buena experiencia, cada viaje me ha dejado distintos conocimientos, cultura, amistades, y casi siempre golpes (Por mi carrera por supuesto). No creo que exista un solo viaje que haya cambiado mi manera de ver las cosas o mi vida, creo que ha sido la suma de todas las experiencias durante mi recorrido por la existencia lo que me ha permitido evolucionar y así seguirá siendo.
 
     En mi viaje de vida estoy en la constante búsqueda de mejorar, ser mejor de lo que soy, representar dignamente a mi país y sobre todo a mi familia, demostrar el valor que tiene mi sangre. Mi ritual al llegar a un sitio nuevo es el de buscar una academia, un sitio donde entrenar o dar clases, luego comida, conocer los platos típicos y extraños de cada región y por último cerveza, probar y comparar los diferentes tipos de dicha bebida.

    Estoy orgulloso de poseer tres cinturones negros: el cinturón negro de Taekwondo, el de Jiujitsu Brasilero y el de Muay Thai, de haber participado en cuatro peleas internacionales de Muay Thai en Venezuela, Brasil y Panamá, perdí dos y gane dos. También de participar en cinco peleas de Artes Marciales Mixtas cuatro ganadas y una perdida, varias de Jiujitsu Brasilero a nivel nacional quedando entre primero y segundo lugar,  pero mi principal logro es el de mantenerme durante tanto tiempo, consolidando una carrera profesional y un estilo de vida que no pretendo abandonar, ganar o perder no importa tanto, lo importante es hacerlo bien y demostrar lo que se ha aprendido.

     La mayoría  de mis viajes siempre tienen una motivación profesional ligada a las artes marciales, bien sea en el área de la enseñanza o en el ámbito de las competiciones, procuro esforzarme al máximo, vaciar todos mis conocimientos sin egoísmo para mis alumnos pero de una manera sistemática y organizada, en las peleas busco rendir al máximo de mi desempeño demostrando temple y garra, mi aporte principal en este sentido es el enseñar con el ejemplo.

   Mi proyecto de viaje para un futuro sería realizar un viaje por toda América Latina en motocicleta, pertenezco a una organización de motociclistas llamada “Chaquetas Negras”, con la cual he completado viajes más o menos largos por el territorio venezolano.


   Ahora mismo estoy enfocado en mi siguiente pelea internacional de Muay Thai por el título suramericano de la WKN, que será acá en Colombia el 9 de septiembre del año en curso, me encuentro plenamente centrado y trabajando duro para la consecución de este objetivo que me puede llevar luego a subir la apuesta por títulos intercontinentales y el título mundial en los 66 kg.

    Para mí un viajero moderno es aquel que sale con poco equipaje, no solamente a hacer turismo sino a trabajar, a tratar de salir adelante, el que deja una marca, una huella en cada lugar que visita.