facebook   twitter   youtube   instagram   instagram
MI CUENTA      0
ENVIOS POR MRW / RETIROS EN TIENDAS VAGOS

Luis Carvajal - Ilustración cruda y simbólica.

Maracaibo, Zulia.


     Mi nombre es Luis Augusto Carvajal Martínez, soy ilustrador y estudiante de Arquitectura en la universidad del Zulia, nací, crecí y vivo actualmente en Maracaibo, Edo Zulia o como la llamamos aquí “el horno”, tengo 22 años y este fragmento de texto es parte de mi viaje.

     Desde que tengo memoria siempre he dibujado, de niño era muy hiperactivo y esa era la única manera con la que me calmaban. Mi mamá fue la primera cómplice en esto, me regaló una caja de creyones y con eso comenzó mi viaje. Me inicié  rellenando dibujos de caricaturas todas las tardes, junto a mi tía Rosa, quien  me enseñó el amor a todo esto. Dibujaba réplicas de personajes de series que tomaba de referencia, como Pokemón, Rocket Power, Samurai Jack, entre otros. A veces simplemente dibujaba autos con mi aún mejor amigo, Andrés David. 


    Ya en mi adolescencia, comencé a apreciar el arte de las series y tomaba más en cuenta técnicas de ilustración en distintos tipos de cómics como Hellboy o Spawn, al igual que el trabajo de algunos artistas que sirvieron de influencia como punto de partida, tales como Alex Pardee, Lora Zombie, Nychos o Salvador Dalí. Mi padre un antropólogo, comunicador social, poeta y escritor, me enseñó de artistas regionales, nacionales y latinoamericanos como Emerio Dario Lunar, Armando Reverón, Luis Cuevas, entre otros. Poco a poco fui desarrollando mi propio trabajo y puliendo mi técnica utilizando como referencia a todos esos artistas que seguía en el momento.  Papá me aconsejó y enseñó las virtudes y defectos que posee el mundo del arte, de manera que si era disciplinado y me lo proponía  podía lograr grandes cosas, de lo cual siempre estaré agradecido.


     Mi primer viaje fue a los 13 años con mi abuelo y 2 de mis primos, fuimos al Oriente del país, Punta de Mata, Edo. Monagas, como también visitamos un pueblo ubicado a escasos metros del Río Manzanares. Fue una aventura impresionante ya que era la primera vez que me trasladaba a un lugar extraño, en el que me sentía solo porque no iba con mis padres.

     He visitado mi país de Oriente a Occidente conociendo costumbres, chistes y cultura de ciudades y lugares como; Punta de Mata, Maturín, Puerto la Cruz, San Félix, Ciudad Bolívar, el Río Orinoco, el Parque Cachamaí, Amazonas, Cumaná, Colonia Tovar, Lara, Mérida, Médanos de Coro, Punto Fijo, Paraguaná y la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. En cada uno he encontrado la esencia de Venezuela y de una manera muy grata, el afecto y cariño de su gente, junto a la tranquilidad que me genera vivir el presente. En el futuro espero poder ir las hermosas playas de Aragua y Margarita.

     Un viaje que hice con unos amigos a la Sierra de Perijá cambió mi forma de ver las cosas, ir a ese sitio alejado de todo el ruido de la ciudad que llevaba mucho tiempo aturdiendo mi ser, convivir con la naturaleza que me proveía de todo lo que necesario, escuchar mitos y leyendas de nuestros antepasados y disfrutar de cosas simples como un baño en el río, me hacían sentir que limpiaba toda el alma junto a la sensación de estar lejos a la intemperie. La tranquilidad que sentía hizo de esos días una excelente experiencia que me hizo madurar como persona y ser humano. Cada viaje ha sido una enseñanza, un aprendizaje y un nuevo amanecer.

     Estudiar arquitectura hace que constantemente esté conectado con varias partes del mundo mediante imágenes, por lo que sueño con conocer muchas obras del mundo. Los primeros países que aspiro tomar como referencia en futuros proyectos, son Inglaterra y Japón, lugares en lo que sin duda alguna podría vivir y de los que me apasiona su arquitectura, cultura, gastronomía y  especialmente, el arte del tatuaje. En un futuro me gustaría viajar a varios países de América Latina, el Caribe y Europa. Mi mamá me enseñó el amor al deporte y desde pequeño he sido fanático del fútbol y del Ac Milan, por lo que siempre también he soñado visitar varios estadios. Quisiera aprender todo lo que pueda de esos lugares y aportar todo lo que sé de dónde vengo.