facebook   twitter   youtube   instagram   instagram
MI CUENTA      0
ENVIOS POR MRW / RETIROS EN TIENDAS VAGOS

EN BÚSQUEDA DE OLAS SALVAJES

INDONESIA


Una travesía a 18909 kilómetros de casa en San Juan, PR. www.acrosscaribe.com 3 días de viaje para cruzar al  océano indico, entre aviones, escalas, fronteras, un forro con 6 tablas, poco descanso y mal comido el puerto de desembarque fue Denpasar en el archipiélago Indonesio.

Indonesia comprende cerca de 17.508 islas, donde habitan más de 255 millones de personas, convirtiéndose en el cuarto país más poblado del mundo. Tiene alrededor de 300 grupos étnicos, cada uno con sus diferencias culturales desarrolladas durante siglos e influenciadas por los indios, árabes, chinos, malayos y europeos.

Finalmente en el aeropuerto Balines de Denpasar, a fin de tarde, tras venir de 3 días de viaje, unas hermosas, monstruosas estatuas de piedra con cara de león y cuerpo de dragón, envueltas en una tela de cuadros blanca y negra, nos recibieron con el usual aroma a incienso. No cabe duda que llegamos a Bali y que todas esas horas de viaje y cansancio están a minutos de quedar en el pasado. Recojo al muerto que tengo por forro de tablas y a la salida nos esperaba el taxista que envío mi amigo Jesús, Venezolano viviendo en Bali dueño de la posada www.orchidungasan.com en donde nos hospedamos. Lindo lugar, tranquilo y Jesús se encargara de que tengas tu moto lista al llegar ya que es la mejor manera de transportarse.


Finalmente en la posada y sin haber entrado a la habitación, ya estaba montado en la moto con dirección a mi ritual masaje balines para despojarme del entumecimiento de 3 días de viaje y estar fresco para un surf mañanero. Dejando un día entre medio después de largas horas en el agua, un masaje balines de 1 hora es parte de mi ritual de recuperación, excusa para no decir adicción...

Fueron muchas las sesiones mañaneras, al medio día, en la tarde y al atardecer, aquí se puede surfear a cualquier hora, las condiciones siempre están buenas, si no es una playa es otra, siempre se tiene una opción. De mis mejores sesiones tengo el placer y la dicha ya que solo rompe con mar grande y condiciones optimas de decir que fue Padang Padang. Mística ola salvaje y tubular de izquierda frente a un acantilado bien peligroso e increíblemente hermoso…

2 semanas en Bali fué la receta medicada por el doctor para todos los males y molestias pero no cabía la menor duda que esta travesía se extendería a nuevas fronteras y rompientes porque un neo vagabundo siempre esta en la búsqueda de la fuente de la juventud, del camino a la felicidad. Esta ves los vientos soplaron a la isla más al sur de Indonesia, isla de Rote parte del compendio de islas que compone Timor occidental.

Aquí nos recibió mi amiga Alejandra de Guatemala y su novio Max de Indonesia dueño de lo que para mi seria la casa de mis sueños www.boavidarote.com .

Haciéndole referencia al nombre “Boa Vida (buena vida)” se encuentra en el tope de una extensión de coral muerto con vistas a la ola de clase mundial Bo’a y su hermosa playa de arena blanca.



 

Desde la propiedad se tiene acceso a tres playas diferentes todas con olas increíbles.

Debido a lo remoto del lugar y la dificultad para abastecerse de suministros, la casa fue construida tomando en cuenta el entorno natural, mediante el uso de materiales locales, como los techos de paja de coco, madera local y rocas labradas. La electricidad proviene 100% de paneles solares y el agua de un aljibe. Un santuario donde el único ruido que se oye es la de las olas rompiendo contra el acantilado y el canto de los pájaros durante el día, porque ni las 3 mujeres que nos cocinaban gourmet a diario, en su mayoría frutos del mar frescos se escuchaban… lo que te permite desconectarte por completo y sumergirte en un cuento de fantasía.


 Fueron 7 días en los que perdí la noción del tiempo, me paraba con la luz del día y me acostaba al caer la noche, a esto le llamo el arte de vivir. Sin muchas ganas pero feliz de esta maravillosa traslación en el tiempo de regreso a Bali para culminar nuestra ultima semana y retomar el ritual cotidiano como me lo receta el doctor…