facebook   twitter   youtube   instagram   instagram
MI CUENTA      0
ENVIOS POR MRW / RETIROS EN TIENDAS VAGOS

Carlos Vásquez: Una experiencia de alta montaña

Andes Venezolanos


     En mi vida trato de empujar mi espíritu a vivir experiencias que cultiven y nutran mi universo. 

     Documentar es un hábito fundamental en mi vida.  Me desempeño en la comunicación audiovisual desde hace aproximadamente 7 años y mi mayor interés es mostrar la magia de cada lugar y momento en donde me encuentre, resaltar los valores de nuestra sociedad y generar emociones con mensajes que nutran nuestros sentidos. 

     Este oficio me da la libertad de dirigir mi enfoque a donde quiera y como quiera, y me permite cultivar la pasión por retratar; las oportunidades y proyectos no tienen límites. En esta ocasión la aventura inicia bajo la idea de continuar la construcción de un proyecto documental de los Andes Venezolanos en el que estoy trabajando junto al equipo de BACESTUDIO.




     Esta aventura es una misión para realizar un registro audiovisual del Pico Bolívar, la montaña más alta del país, estando a 4978 metros sobre el nivel del mar. Cada proyecto tiene sus retos técnicos, personales y en equipo, esta fue mi primera experiencia de alta montaña, escalada y rápel, ascendiendo sobre los 4600 metros sobre el nivel del mar, a eso le debía sumar la misión de hacer registro visual del ambiente y nuestra experiencia, ya que ese era el motivo por que cual me encontraba ahí con mis compañeros. La motivación y concentración en conjunto con nuestra energía fueron fundamentales para lograr cumplir esta meta. 

     La primera parte de la travesía fue un trekking de aclimatación donde dormimos en alguna parte del sendero del páramo La Culata para lograr aclimatarnos, hacer un poco de meditación, registrar algunos paisajes y preparamos para continuar la misión. 

     Un día después de bajar del páramo La Culata iniciamos el ascenso de nuestro equipo hasta el Pico Espejo en el teleférico; al salir de la estación fue donde la misión principal del viaje tomo inicio, la cordillera nos regaló sus mejores escenarios que sirvieron para enamorarnos más de nuestro país. 




     Estar en ambientes nuevos cada cierto tiempo es un factor importante para mantener nuestra energía fluyendo, luego de un rápel y una caminata aproximadamente de una hora,  llegamos al campamento base Albornoz donde instalamos nuestras carpas y dejamos el refugio armando, tomamos los equipos necesarios e iniciamos el ascenso.  La mayor batalla del trayecto es mental, es una lucha entre tus ganas de hacer la cumbre y el peligro de la situación, a esto se le suma el estar observando para lograr el registro visual que deseábamos.

     Todo un viaje de aprendizaje deja la satisfacción de una gran misión lograda tanto a nivel personal como en equipo. Al volver a la ciudad, despertar al día siguiente al amanecer, ver la montaña y decir: ayer estuve en la cumbre de esa montaña, fue el momento donde terminé de entender la magnitud de lo que representaba haber logrado esa meta. 

     Gracias a nuestro equipo por la motivación y por la pasión por lo audiovisual que nos hizo llegar hasta la cumbre más alta de nuestro país para observar y contemplar nuestra tierra. Cada momento tiene su propia magia; sin perderme del presente mantengo el viaje de mis experiencias en ascenso.